Diseño emocional y equinoccio de otoño: transformá tu hogar en un refugio de bienestar con simples cambios en la decoración.

Los cambios de estación son excelentes excusas para renovar la energía de los espacios que habitas día a día y hoy quiero darte algunos recursos de deco coaching para que puedas crear un hogar acogedor aprovechando el equinoccio de otoño.

Si no escuchaste hablar sobre el diseño emocional de interiores, te cuento que es la herramienta que te ayuda a identificar tu estado de ánimo y así transformar tu espacio priorizando las emociones actuales y crear así el equilibrio emocional que quizás estás buscando disfrutar en tu hogar.

Conectar con tus emociones a través de los colores otoñales puede ser una experiencia renovadora para la energía y el bienestar de tu hogar. Acá te dejo algunos consejos para lograrlo:

1. Identificá tus emociones: antes de empezar, tómate un momento para reflexionar sobre cómo te sentís y qué emociones te gustaría potenciar en tu hogar. ¿Buscás calma y serenidad? ¿O tal vez energía y vitalidad?

2. Asociá emociones con colores: los colores cálidos como los tonos dorados, naranjas, rojos y marrones suelen evocar sensaciones de calidez, confort y conexión con la naturaleza. Por otro lado, los tonos más fríos como los azules y verdes pueden transmitir serenidad y frescura. Si utilizas ambos, este puede ser el resultado:

3. Elegí una paleta de colores coherente: una vez que hayas identificado las emociones que deseás potenciar, seleccioná una paleta de colores otoñales que refleje esas sensaciones. Por ejemplo, podés combinar tonos tierra con acentos de colores más vibrantes para añadir energía, o también optar por una paleta más suave y apagada para crear un ambiente tranquilo y relajado.

4. Aplicá los colores en diferentes elementos: utilizá los colores otoñales en diferentes elementos de decoración, como almohadas, mantas, cortinas, obras de arte o accesorios. También podés considerar pintar una pared en un tono cálido para crear un punto focal en la habitación.

5. Añadí texturas y elementos naturales: complementá los colores otoñales con texturas naturales como la madera, el mimbre o el algodón para añadir profundidad y calidez a tu hogar. Además, incorporá elementos de la naturaleza como ramas secas, hojas o flores de temporada para crear una conexión más profunda con el entorno.

6. Hacé ajustes estacionales: a medida que avanza la temporada de otoño, considerá realizar ajustes en la decoración para reflejar los cambios en la naturaleza. Por ejemplo, podés incorporar elementos decorativos inspirados en la cosecha, como calabazas, piñas o velas aromáticas con fragancias de temporada.

Al seguir estos consejos y ajustar la decoración de tu hogar con simples cambios basados en los colores otoñales, podrás crear un espacio que no solo sea visualmente atractivo, sino también emocionalmente significativo y acogedor.

¿Qué te parecieron estos recursos del Deco Coaching para darle la bienvenida al otoño a tu hogar?

Me encantará leerte, te dejo un enlace directo para que me escribas y así contarte más sobre cómo podemos darle a cada ambiente de tu hogar un aire otoñal que te hará suspirar.

Y acá te comparto la sala de estar familiar de Bibi para que te inspires en la paleta que utilicé para su diseño fresco, familiar y acogedor.